Saltar al contenido

Tips básicos para un ahorro inteligente (III)

Tips básicos para un ahorro inteligente (III)

En los post anteriores (I) y (II) referidos a este punto del ahorro se hizo mención a que lo importante a la hora de cuidar el bolsillo es simplemente usar el sentido común, y los tips que traigo a continuación tienen ese mismo objetivo pero esta vez, en un área que la mayoría tomamos demasiado a la ligera, aunque en realidad contiene varios kilos:

La comida es un placer para disfrutar

Pixabay.com
Pixabay.com

1) Cuando hagas tus compras en el supermercado, no lo hagas con hambre, pues, tu estómago podría estarte jugando en contra y tentándote a comprar todo producto que desfile ante tus ojos.

Flickr.com
Flickr.com

2) Elabora una “lista del mercado” para que cuando vayas a hacer tus compras no lleves más artículos de lo necesario. Una gran ayuda en esto, sería que elaborases por adelantado el “menú de la semana”. Te tomará sólo unos minutos y te ahorrará muchísimo tiempo a la hora de pensar qué cocinar cada día cuando estés en la cocina, además, te permitirá llevar un control exacto sobre lo que hace falta en tu despensa.

Tips básicos para un ahorro inteligente III
Pixabay.com

3) A la hora de preparar los alimentos, ten presente dos datos importantes:

¿Cuántas personas van a comer? Y,
• ¿Cuánto apetito tienen?

Pixabay.com
Pixabay.com

No cocines más cantidad de alimentos que la que realmente va a ser consumida porque entonces, te quedarás con un montón de comida que habrá sido apenas picoteada y luego tendrás que desechar, porque no serás capaz de comer algo que otro ya mordisqueó.

4) Revisa libros de cocina o páginas web que describan recetas fáciles y rápidas de preparar con los alimentos o sobras del día anterior. Antes de cocinar un nuevo platillo, revisa en tu nevera o refrigerador qué alimentos quedaron del otro día y deja volar tu imaginación preparando un nuevo platillo. Así, disfrutarás de un gran sabor y no gastarás el doble del tiempo y alimentos en una nueva preparación.

Flickr.com
Flickr.com

5) Usa los restos de las frutas y verduras como una composta orgánica casera. En lugar de tirar esos restos a la basura, reutilízalos como abono para tus plantas o jardín. De ese modo, tendrás menos desechos y conseguirás un jardín hermoso al cabo de unos meses.

commons.wikimedia.org
commons.wikimedia.org

6) Practica la rotación de alimentos. Al igual que los inventarios en los grandes depósitos de empresas, donde la mercancía de mayor data sale primero, así, en tu nevera o despensa los alimentos con fecha de caducidad más próxima deben ser consumidos antes que los que hayan sido adquiridos recientemente. De lo contrario, corres el riesgo de perder dinero y comida por no haber ingerido los alimentos a su debido tiempo.

Wikipedia.org
Wikipedia.org

Sigue estos prácticos y sencillos tips para cuidar de tu bolsillo. En otra entrega, volveremos con más recomendaciones. No olvides compartir tus comentarios más abajo. Si tienes otro consejo que sumar a la lista también lo puedes hacer.



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…