Saltar al contenido

¿Tienes una relación tóxica?

Todos hemos tenido malas experiencias en alguna relación, si no es tu caso, eres una persona realmente afortunada. Las malas experiencias nos crean una predisposición respecto a las relaciones que ya vivimos como aquellas que pueden llegar a ser. Puede que en este momento tengas una relación la cual consideres ‘normal’, con todos los buenos y malos momentos que comúnmente ocurren, pero ¿qué pasaría si no fuese tan normal como la has visto hasta el momento? Estos sencillos pero útiles hechos te permitirán identificar si estás o no en una relación que se podría denominar tóxica.

Angry twenty something couple yelling at each other

1. Te sientes insatisfecho(a): El motivo por el cual decidiste iniciar la relación con tu pareja seguramente fue el amor, aquel que te lleva a aceptar todas las diferencias de la otra persona, incluyendo aquellas que definitivamente no te gustan. El amor es una cualidad que puedes aprovechar para saber si debes seguir en la relación.

Piensa por un momento: La relación con tu pareja debe estar encaminada al bienestar y las necesidades de ambos, si eres esa persona que no quiere llegar a casa, no desea llamar a esa persona y continuamente prefieres trabajar horas extras o salir con amigos para no verla, es una clara señal de que la razón por la cual inició tu relación, ¡ya no existe!

2. Eres constantemente criticado(a): Quizás hayas escuchado sobre las críticas constructivas, las cuales al parecer te ayudan a ser mejor. Es común que existan criticas respecto a diferentes cualidades o defectos de la otra persona, algunas como: – Vístete así – deberías cambiar tu forma de cocinar – tus amigos no me agradan- y demás que se pueden escuchar de las parejas contemporáneas. Esto no quiere decir que tu relación deba convertirse en un reality show en tiempo real para exponer tus defectos, o aquello que tu pareja ve como defecto.

 Si evitas decir lo que piensas sobre ciertos (o varios) temas frente a tu pareja, hablar con amigos, vestirte de cierta manera que te agrada, escuchar tu canción favorita o realizar cualquier acción con la cual te expreses y te sientas a gusto por temor a las críticas de tu pareja, déjame decirte: tu relación se ha vuelto tóxica.

Dialogar

3. Tu pareja evita contacto: La relación se nutre constantemente del encuentro con aquella persona que te hace sentir cosquilleo en el estomago, si ese encuentro no se propicia, seguramente la relación se debilitará. Ahora bien, si la falta de contacto ocurre, pueden haber inconvenientes e incluso rupturas. El problema en sí no es que no veas a tu pareja, no debes realizar escenas dramáticas cada vez que los planes no resulten como querías o porque tu pareja tuvo otros asuntos, también importantes que atender. El problema ocurre cuando tu pareja te evita de forma consciente, sabiendo lo que está haciendo e incluso ideando formas de verse ocupado o inaccesible para evitar el contacto contigo.

Imagina que quieres darle una cena especial: lo planeas con una semana de anticipación, se lo comentas para que deje abierto ese espacio en su agenda o tal vez no se ocupe, el día elegido compras velas y decoras el comedor, tardas varias horas cocinando ese plato que siempre viste en televisión y el cual, solamente armado(a) con la receta, te dispusiste a realizar, y te vistes como para una noche de gala, cuando ya todo está listo te hace una llamada para mencionarte que no puede asistir. Cuidado, ¡la señal de alerta es más que evidente!

4. Tu estado de ánimo es pésimo: Un día cualquiera tienes infinidad de situaciones, de las cuales, algunas debieron ser buenas, sin importar si fue un “mal día”. Si cuando llegas a tu hogar, es imposible para ti recordar aquellos buenos momentos ocurridos en el día. La causa puede ser tu pareja. Una relación tóxica, en definitiva, puede tener una influencia negativa en distintos aspectos, de los cuales el ánimo no se escapa.

Una pareja debe animarte, apoyarte, cuidarte y, si es el caso, consolarte en referencia a cómo haya sido tu día, si su papel no es ese y por el contrario te hunde en un estado de ánimo peor, debes replantear el sentido de tu relación.

Según Michael Josephson del Josephson Institute of Ethics ” Las relaciones tóxicas no sólo nos hacen infelices; corrompen nuestras actitudes y disposiciones en formas que socavan las relaciones saludables y nos impiden darnos cuenta de lo grandiosas que pueden ser las cosas. “

5. Tus amigos y familia comentan al respecto: Es completamente cierto que la relación de pareja se trata de dos personas y comúnmente no deben ser bien recibidos los comentarios externos. No es bien visto que dos personas se brinden consejos mutuos relacionados con sus parejas, pues las situaciones o las circunstancias pueden ser completamente diferentes en cada caso.

Dicho lo anterior, los comentarios recurrentes son los que te deben interesar. Cuando tu situación de pareja sobrepasa lo malo y se vuelve inaguantable, seguramente tus familiares y/o amigos más cercanos no podrán evitar mencionártelo y ese es el punto en el que debes reaccionar. Puede que el cariño hacia tu pareja o, en algunos casos, la costumbre a estar con esa persona, evite que te fijes en las cosas malas que están ocurriendo, pero una gran cantidad de comentarios de parte de tus allegados pueden ser las pistas que debas seguir, y quizás descubrir que te encuentras en una relación tóxica.

By: Thespiritscience.net

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…