Saltar al contenido

¿Quieres ser feliz? Los neurocientíficos dan 4 claves para lograrlo

Chica feliz

El fin último para tener una vida plena es ser feliz. La felicidad es un concepto relativo: lo que me hace feliz, puede que a ti no, pero lo que es cierto para todos los seres humanos es que, desde que nacemos, buscamos ciertos objetos, momentos y sentimientos que nos hagan sentir completos y satisfechos con nuestras existencias.

Chica feliz
Crédito: Pixabay.com

Para ser feliz se han escrito miles de libros de autoayuda que puedes conseguir en cualquier librería o en Internet, hay muchos gurús espirituales que dan consejos para ser feliz y estar tranquilos con nosotros mismos, pero pocas de estas guías y consejos se basan en investigación científica tradicional, respaldada por estudios detallados del núcleo de todo: el cerebro. Es ahí donde entra en escena la Neurociencia.

¿Qué es la Neurociencia? Según la Universidad de Valparaíso, es un área interdisciplinaria que busca comprender el funcionamiento del sistema nervioso para producir el comportamiento, y de qué forma se ve influido por agentes externos como el medio ambiente o nuestra interacción con otras personas. Una de las principales metas de las Neurociencia es descubrir qué estímulos pueden hacernos más felices.

Siguiendo esta línea, el neurocientífico Alex Korb publicó recientemente The Upward Spiral, un libro que busca acercar al público los procesos cerebrales que derivan en la depresión, y ofrecer consejos prácticos que, aplicados a diario, pueden conducir a una vida más feliz. Aquí te presentamos 4 de estos tips, publicados por Time:

Hazte una pregunta fundamental: según Korb, la pregunta más importarte que debes formularte cuando estás decaído es “¿De qué estoy agradecido?”. Recordar tu gratitud hacia otros o sobre aspectos de tu vida con los que estás contento hace que segregues dopamina y serotonina, neurotransmisores que tienen el mismo efecto que los antidepresivos Prozac y Wellbutrin.

Hay veces que la vida nos da un golpe tan bajo que simplemente no encontramos nada que agradecer, pero de acuerdo a Korb, el ejercicio mental de buscar qué agradecer es positivo.

Gracias
Crédito: Woodleywonderworks – Flickr.com

Etiqueta los sentimientos negativos: sabes que te sientes mal, ¿Pero aún no consigues las palabras que definan ese sentimiento? Puede ser difícil, pero si logras definir y expresar tus sentimientos se reduce su impacto en tu cerebro y tus emociones.  Por el contrario, reprimir tus sentimientos y quedarte callado no solo no funciona, sino que puede volverse en tu contra, acumulando emociones que cuando exploten, lo harán de la peor manera.

Amigas hablando
Crédito: Linzi – Flickr.com

Decídete: el darle demasiadas largas a las decisiones que puedan afectar tu vida en menor o mayor grado no es saludable para tu cerebro. No quiere decir que te lances a la deriva sin pensarlo dos veces, pero no esperes a tener el 100% de probabilidad de acierto con la opción que tomes, el querer controlarlo todo no solo te estresa, sino que te deja en el punto muerto de la indecisión, sin hacer nada. “Tomar decisiones implica crear intenciones y establecer metas que forman parte del mismo circuito neuronal, que involucra la corteza prefrontal de forma positiva, reduciendo la preocupación y la ansiedad” declara Korb en The Upward Spiral.

Chico pensativo
Crédito: Ducere.co

Además, el solo hecho de tomar decisiones te da la sensación de que tienes las riendas y te hace sentir bien, pero lograr la meta que sigue a la toma de decisión puede producirte placer, al estimularse la producción de dopamina.

Busca más contacto físico: … Con tus seres queridos, claro está. Según la Neurociencia, el contacto físico con las personas que te importan, puede reducir el dolor (físico o emocional) y te reconforta en situaciones difíciles, gracias a que se estimula la producción de oxitocina, conocida como “la hormona del amor”, que contribuye a bloquear el estrés. Pero si por alguna razón no tienes a ninguna persona especial disponible para palmadas de aliento en la espalda o largos abrazos, se recomienda apuntar una cita para recibir un masaje: “Los resultados (de los estudios) muestran claramente que los masajes producen un incremento de la serotonina de hasta 30%, disminuye el estrés, y eleva los niveles de dopamina y oxitocina”.

Padre e hija se abrazan
Crédito: Pixabay.com

En resumen: sé agradecido, expresa tus emociones, toma de una vez esa decisión difícil que tienes pendiente, e incrementa el contacto físico con los tuyos. Estos 4 pasos aplicados a diario son parte del camino científicamente probado hacia la felicidad.



LYI 300x250

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…