Saltar al contenido

3 buenos hábitos para ir al gimnasio

Todos queremos lucir un buen cuerpo, un cuerpo que quizás no sea musculoso, pero sí llamativo y tonificado, para lo que debes seguir los consejos de principiantes en el gimnasio.

Pautas en en gym para novatos

En el camino de obtener un cuerpo sano se deben seguir ciertas pautas que, según la rigurosidad con la cual se apliquen, pueden mostrar resultados de forma rápida.

Pero, debido a que no existe una guía paso a paso para principiantes en la cual se pueda ver cuáles son los ejercicios que se deben seguir o no y en qué forma.

Las personas solemos caer en prácticas que aunque son muchas veces vistas en personas con experiencia, no son correctas.

Ejercicio-abdominal

Consejos para principiantes en el gimnasio

1. Ve a tu ritmo

Llegas el primer día al gimnasio y ves a todas aquellas personas levantando pesos gigantescos o realizando rutinas titánicas. Ya que, tu interés seguramente será ver resultados de forma rápida. Asumes que tú también debes levantar pesos similares o hacer dichas rutinas. Déjame decirte que eso está muy MAL.

Continuamente escucharás a tu entrenador decirte: “Inicia con poco peso” u “esa rutina no es para ti”, definitivamente.

En un comienzo debes realizar ejercicios que se adapten al estado físico que posees en este momento. Eso te beneficiará de las siguientes formas:

  • No te sentirás frustrado: Siempre trabaja con base en ti mismo. De esta forma evitarás sentirte menos que los demás debido a que no puedas realizar un ejercicio que ellos sí.

Permítete identificar tus fortalezas y en qué debes mejorar.

  • Evitarás lesiones: Un ejercicio que no es adecuado para ti puede acarrearte, no solo lesiones menores, sino también graves lesiones.

Existen múltiples casos que puedes verificar en redes sociales donde las personas resultan gravemente heridas por una mala ejecución de sus ejercicios. Sé precavido.

  • Tendrás ánimos de regresar: Si en tus primeros días de ejercicio lo realizas de una forma tan ardua que tu cuerpo se encuentra totalmente adormecido. Incluso al día siguiente, seguramente encontrarás en ello una excusa para dejar de asistir, pero esa no es la idea.

Debes realizar ejercicios suaves que te permitan conocer más a fondo tu cuerpo, las necesidades que este tiene y la forma de suplirlas.

Crossfit

2. Evita ser solo un(a) levanta-pesas

Las personas constantemente cometen el error de aumentar el peso que manejan constantemente, alentados por otras personas que asisten al gimnasio con ellos, con lo cual creen ver la diferencia pues levantan más peso que en un inicio.

Lo cierto es que están equivocados. Las siguientes pautas te ayudarán a identificar si estás levantando un peso que no es adecuado para ti:

  • Usas prácticamente todo tu cuerpo para levantarlo: Has visto aquellas personas que dicen hacer biceps con un peso pero si te fijas detenidamente mueven todo su cuerpo adelante y atrás para poderlo levantar. Eso es clara señal de que ese no es su peso adecuado.

Lo ideal es, que si se trata de un ejercicio que involucra el brazo o el antebrazo, uses esas extremidades para ejercitarte ¡únicamente!

Incluso debes cuidarte de mover hombros y codos. Pues mientras mejor ejecutes la flexión del músculo y la posterior elongación, mejor será realizado el ejercicio y por supuesto mejores resultados obtendrás.

  • No realizas la serie completa: Supongamos que estás acostumbrado(a) a realizar un ejercicio de pierna en el cual ejecutas 4 series de 8 ejercicios cada una. Lo cual es algo bastante aceptable.

Ahora en la primera serie logras los ocho ejercicios, en la segunda seis, en la tercera cinco y la cuarta ni siquiera la realizas.

Es algo así como “hice tanto ejercicio que tengo el músculo cansado”, no ha sido el ejercicio. Al menos no uno bien ejecutado, sino que has levantado peso inadecuado para ti y no suficiente con ello, !has realizado el ejercicio a medias!

3. Mantén la costumbre

Has del ejercicio una costumbre, una como comer, dormir, o hablar con tus amigos. Esto te ayudará a realizar los pequeños sacrificios que debes seguir para estar sano. Sacrificios como levantarte temprano (si asistes temprano en la mañana).

Evitar las comidas que no te nutren y sacar ese pequeño tiempo de tus obligaciones diarias para asistir a un gimnasio o para realizar ejercicio en tu hogar.

Lo ideal es que le tomes cariño al ejercicio y logres alcanzar la meta que muchos ya se han propuesto, tener un cuerpo sano.

Si el tema te ha gustado, por favor comenta y compártelo en tus redes.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…