Saltar al contenido

Permacultura: el camino a un planeta mejor

Permacultura: el camino a un planeta mejor
dervaes-urban-homesteaders
Familia Dervaes

En los últimos años, las tendencias de prácticas ecológicas y sustentables han experimentado un auge ante la necesidad apremiante de buscar modos de vida más amigables con nuestro planeta. En este marco, surge la Permacultura, una filosofía que busca diseñar e implementar soluciones viables y eficientes en todos los niveles de la vida humana utilizando la ecología como base.

El término Permacultura fue acuñado por los naturalistas australianos Bill Mollison y David Holmgren a mediados de los 70 y busca englobar todos los aspectos de la sociedad humana: desde la vivienda y la agricultura, hasta los sistemas financieros. La Permacultura toma en cuenta todos los elementos que conforman un sistema y diseña desde cero una metodología de funcionamiento basada en el uso óptimo y equilibrado de la energía de los recursos, para lograr un sistema autosustentable que satisfaga las necesidades sin perjudicar el ecosistema en el proceso.

Esta filosofía tiene el objetivo de comenzar la optimización de las dinámicas del ser humano con el ambiente desde el individuo, para ir propagándose a familias y comunidades. Lo más atractivo de esta propuesta es que no es extremista ni apela al fanatismo: no busca que la gente viva en la Prehistoria, sino que pretende tomar lo mejor de los avances de la humanidad (del pasado, el presente y el futuro), para que asistan en el logro de sus objetivos.

Hasta este punto, todo puede sonar como una utopía; sin embargo, hay ejemplos reales de que la Permacultura permite construir un modo de vida sostenible en el tiempo. El portal Muhimu reseña el caso de los Dervaes, que transformaron su propiedad en Los Ángeles en una fuente de alimento y sustento familiar: logran generar 2700 kilos de alimentos de excelente calidad al año, entre los cuales se cuentan casi 2000 kilos de vegetales, más de 400 kilos de pollo orgánico, 453 huevos, 12 kilos de miel y frutas de estación. El excedente de su producción lo comercializan a los restaurantes y residentes cercanos, lo que les aporta un ingreso de unos $20.000 anuales. Y todo lo logran con 370 metros cuadrados de terreno.

Wikipedia
Wikipedia

Su estilo de vida y método de cultivo son 100% eco-amigables: sus herramientas son de uso manual, usan paneles solares para cubrir sus necesidades de energía, comen solo alimentos de temporada, y hasta sustituyen la gasolina del coche con biodiesel hecho a base de aceite de cocina usado. Pero no todo es idílico, lidian con la larga sequía que afecta a California desde 2011 y las plagas propias de los cultivos, pero han logrado mantener su modo de vivir desde 1985, lo que confirma la sostenibilidad a largo plazo que propone la Permacultura.

Si quieres conocer más de los Dervaes y su inspirador estilo de vida, visita su página web Urban Homestead.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…