Saltar al contenido

¿La mujer le teme a la penetración?

¿La mujer le teme a la penetración?

Las relaciones en la cama son tan diversas como gustos tengan las parejas, y en ocasiones, dependiendo incluso de la cantidad de parejas que se tenga, pero un común denominador para casi todos los casos, es la búsqueda de la satisfacción y el placer. Por eso, cuando en medio del coito y luego de un intenso juego sexual, en el que aparentemente ambas partes disfrutaban el encuentro, la mujer de repente cierra su vagina para evitar la penetración, las alarmas se encienden y múltiples conjeturas se comienzan a formular en medio de una lluvia de culpas que parecen no terminar de caer.

commons.wikimedia.org
commons.wikimedia.org

Pero, ¿qué pasa si la mujer no cerró voluntariamente su vagina? Pues, a este fenómeno se le conoce como vaginismo. La sexóloga, Ecjoyster Barradas concedió una entrevista a la revista médica Ciencia al Día en la que explicaba esta situación: “Es la contracción involuntaria de los músculos de la vagina ante la inminente penetración…, lo que se puede clasificar en tipo primario y secundario.”

Vaginismo primario: es el que se presenta desde el inicio de las relaciones sexuales: miedo a ser descubierta, al dolor, al embarazo, producto de abuso sexual o violación.

En este caso, las causas del vaginismo tienen un origen psicológico, alimentado por la educación recibida en casa o la experiencia percibida de terceros (rumores, sospechas, relatos, etc.)

Vaginismo secundario: se presenta luego de haber mantenido encuentros sexuales satisfactorios y por alguna circunstancia se instala esta patología: el conocer la presencia de una infección de trasmisión sexual, violación o embarazo no deseado.

Este tipo de vaginismo se fundamenta en hechos empíricos, de naturaleza comprobable y experiencia personal.

Es importante destacar que no existen “vaginas estrechas”, existen vaginas mal preparadas para recibir al pene, pero mientras existan miedos a la penetración, se va a presentar esta alteración, acota la especialista.

Pixabay.com
Pixabay.com

Ahora veamos cuáles son algunos de los mitos que se tienen en relación con el vaginismo a la luz de la explicación de la experta Barradas y que son por completo falsos:

1.- Las mujeres que lo padecen no sienten placer.
2.- Desaparecerá por sí solo.
3.- La penetración o el coito deben ser dolorosos.
4.- El varón es simplemente “demasiado grande” para ella.
5.- Todas las mujeres con vaginismo han sido abusadas sexualmente.
6.- Una cirugía podrá corregirlo.
7.- No hay cura.

El vaginismo requiere tratamiento sexológico para que pueda ser corregido. No existe cirugía ni pastillas mágicas que lo desaparezcan por sí solo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…