Saltar al contenido

La barrera hematoencefálica con fugas ¿Posible terapia contra el Alzheimer?

La barrera hematoencefálica con fugas ¿Posible terapia contra el Alzheimer?

Actualmente, existen más de 40 millones de personas en el planeta que padecen la enfermedad de Alzheimer. Dicha enfermedad consiste en la degeneración progresiva de las células del cerebro, lo cual afecta las facultades mentales y puede desembocar en la muerte.

old-peoples-home-524234_1280
Pixabay.com

Si bien esta terrible enfermedad es motivo de preocupación a nivel mundial, ya que según datos de la OMS, se estima que el número de afectados por la misma se triplique en las próximas décadas, lo cierto es que no existe cura conocida para tratarla ni mucho menos erradicarla.

Al presente se está trabajando con terapias que alivian la sintomatología, mas no curan realmente la patología. En tal sentido, todo aviso que emerja en pro de combatir este mal se convierte en una luz de esperanza tanto para pacientes como para familiares. Ese es el caso del más reciente estudio publicado por el científico de la Universidad de Queensland, Gerhard Leinenga.

Leinenga piensa, como muchos otros científicos, que la enfermedad de Alzheimer es provocada por la molécula conocida como Beta-Amiloidea, la cual impide la comunicación de las células cerebrales nerviosas entre sí, lo que se traduce en un impacto para la salud y la supervivencia de dichas células.

Partiendo de este punto, Leinenga propone una terapia (que por el momento se encuentra en fase experimental con ratones) basada en el uso de ondas de ultrasonido para remover las células beta-amiloideas del cerebro.

hospital-699417_1280
Pixabay.com

Dicho procedimiento consiste en crear una barrera hematoencefálica con fugas. Esto es, abrir una barrera entre el cerebro y el torrente sanguíneo, para permitir que el químico tóxico que genera el Alzheimer sea expulsado hacia la corriente sanguínea, pues se ha determinado que existe una mayor concentración de moléculas beta-amiloideas en el cerebro y una muy baja en el torrente sanguíneo. De manera que, si se lograse permeabilizar los vasos sanguíneos del cerebro, luego el cerebro podría sufrir una mejora de hasta el 50% (como se ha visto en los resultados con ratones).

Ahora bien, como explica Leinenga, el procedimiento a seguir es una técnica conocida como Microburbujas, “se hace a través de una interacción con las moléculas inyectadas en el torrente sanguíneo…, estas son pequeñas conchas llenas de gas que el ultrasonido hace que se expanden y contraigan. Esto afecta a los vasos sanguíneos del cerebro para que la barrera se haga ligeramente permeable”, es decir, una fuga que permita el tráfico del químico tóxico.

Por otro lado, Leinenga comenta que “otra forma de quitar los niveles altos de células beta-amiloideas es a través de las acciones de las células microgliales en el cerebro. Dichas células tienen la facultad de comerse a las moléculas beta-amiloideas. Sin embargo, tras sus experimentos con el uso del ultrasonido para provocar la barrera hematoencefálica, pudo detectar que las células microgliales activaban su habilidad de comer gracias a este tratamiento e incluso la duplicaban».

En cualquier caso, la paciencia y la fe siguen jugando un papel importante en esta carrera por curar el Alzheimer, pues habrá que esperar que estos resultados puedan repetirse también en humanos.



Generica Image Banner 300x250

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…