Saltar al contenido

Dile adiós al mal olor vaginal con estos remedios caseros

Tenemos que dejar algo claro: la vagina huele. Y esto es así por la presencia de bacterias y microorganismos benignos con función protectora que conforman la flora vaginal. Estas bacterias (en su mayoría lactobacilos) junto con el ácido láctico y el peróxido de hidrógeno que producen, más los fluidos secretados, que en condiciones normales se parecen a la clara de huevo, conforman el olor característico de la zona íntima de las mujeres. Este aroma en una vagina sana se asemeja al del ácido láctico presente en el yogur, rico en lactobacilos, y varía a lo largo del ciclo menstrual.

Butterfly_Panties

Pero el equilibrio de la flora vaginal es frágil, y cualquier desajuste puede cambiar drásticamente el olor de tu vagina. Algunas de las causas pueden ser:

  • Higiene incorrecta: tanto por falta de limpieza como por exceso de esta.
  • Llevar prendas mojadas, muy ajustadas o de tela sintética.
  • Infecciones vaginales: sea por crecimiento excesivo de hongos (candidiasis) o por proliferación de bacterias patógenas (Vaginosis bacteriana).
  • Enfermedades de transmisión sexual: algunas de las ETS, como la tricomoniasis, la clamidia, la gonorrea o la sífilis, se caracterizan por generar un flujo que produce olores desagradables.
  • Duchas vaginales frecuentes: las duchas vaginales alteran la flora vaginal, haciéndote más vulnerable a las infecciones.

Si últimamente notas un olor anormal en tu vagina, o de plano es una fetidez que ni tú soportas más, no desesperes. Aunque lo más recomendable es que acudas a tu ginecólogo a la brevedad posible, hay soluciones caseras muy efectivas que puedes emplear para deshacerte del olor a pescado pasado de tu zona íntima.

Aceite de árbol de té: es muy conocido por sus propiedades bactericidas y antifúngicas. Puedes emplear este aceite en tu higiene íntima con unas gotas diluidas en agua una vez al día. Es importante que no uses más de 3 o 4 gotas, y siempre diluidas en agua, ya que su uso en grandes cantidades o en su forma pura puede producir irritaciones.

Ajo: combate los hongos y es bactericida, lo que ayuda a restablecer el equilibrio de la flora vaginal. Puedes hacer un tampón con ajo machacado, envuelto en gasa esterilizada y bien atado a un cordel, de manera que puedas insertarlo y dejar el pedazo de cordel fuera para poder retirarlo después. Se recomienda no dejar este tampón insertado por más de 4 horas.

Alholva: también conocida como fenogreco, esta planta es un efectivo antiséptico que combate el mal olor vaginal. Puedes lavar tu zona íntima con un preparado de Alholva, como este del portal flujovaginal.com: añade 2 o 3 cucharadas de semillas de Alholva a un litro de agua y hierve, deja que se enfríe el agua y lava tu vagina 3 o 4 veces al día.

Vinagre de manzana: es conocido por ser antifúngico, antibacteriano, y por ayudar a equilibrar los niveles de pH de todo el cuerpo. Puedes emplearlo lavando tu vagina con este vinagre diluido en agua.

Yogur: si el olor natural de la vagina se asimila al de este alimento por los lactobacilos, era de esperarse que también sirviera para combatir los malos olores. Puedes usar el yogur (100% natural y sin azúcar) consumiéndolo de forma regular en tu dieta, también puedes aplicarlo directamente en el área con la ayuda de un algodón, dejarlo actuar por unos minutos y luego enjuagar.

Si estas soluciones naturales no ayudan a eliminar el mal olor de tu vagina, la solución más salomónica es también simple: agenda una cita con tu ginecólogo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…