Saltar al contenido

Detuvieron a una mujer por acosar sexualmente a un hombre en EEUU

Aunque no deba considerarse como algo normal,  se ve con mucha frecuencia que los hombres acosen a las mujeres en la calle, en sus trabajos y hasta en su propia casa, pero muchas de estas féminas no realizan la denuncia por temor y porque el acoso es un día a día que muchas tiene que vivir ya que la misma sociedad se ha encargado de hacer ver a la mujer como una mercancía y un objeto sexual.

acoso

Ahora, probablemente en rechazo a todas las vejaciones que sufren las mujeres, dos de ellas se revelaron en los Estados Unidos  el pasado 7 de octubre, para “acosar sexualmente” a un hombre en una gasolinera de Washintong. Una de las mujeres que se observa en el vídeo que verán a continuación, fue detenida por “abuso sexual” en tercer grado, pues la víctima alegó sufrir de tocamientos, caricias y besos sin su consentimiento.

Saque usted sus propias conclusiones viendo el vídeo donde se observa la terrible agresión…

Los hechos quedaron grabados por la cámara de seguridad del local. En las imágenes se puede ver como el hombre hablaba por teléfono a la espera de ser atendido en el mostrador cuando una mujer se inclinó para restregar su trasero en los genitales del hombre. En seguida salió a escena otra mujer que insistió en tocar, abrazar o besar a el hombre a pesar de él intentaba esquivarla.

En el acta policial se explica que ambas “usaron la fuerza y agarraron la entrepierna y las nalgas al sujeto de una manera agresiva, sin su permiso”.

La víctima explicó sentirse realmente humillado por la situación. “Si yo hubiera hecho lo mismo, obviamente habría sido arrestado, tirado al suelo y probablemente condenado a 20 años de cárcel”, relató el hombre a los medios locales. También explicó que pidió ayuda al dependiente en el momento y éste le contestó entre risas: “¿Qué quieres que haga? Son mujeres”.

La Policía de Washington difundió las imágenes de lo ocurrido en las redes sociales para dar con las agresoras sexuales a cambio de una recompensa. Tras la detección de Ayanna M.K., de 22 años, ahora trabajan para encontrar a la otra mujer.

Podríamos decir entonces que es bastante efectivo el sistema de seguridad en EE.UU, pero quizás si las mujeres denunciaran este tipo de casos que suceden a diario, tendrían que haber muchas cárceles llenas, pues la ley debería ser para todo por igual. ¿No creen que más que acoso sexual esto se pudo tratar de un acto de rebeldía al sistema machista que aún impera en muchas partes de nuestro planeta? ….

 



LYI 300x250

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…